Aumento de casos de dengue en toda la Provincia

0
6

Las cirugías que no revisten carácter de urgente serán reprogramadas, tanto en la capital como en el interior. Salud volvió a pedir cuidarse de las picaduras del mosquito y controlar la proliferación.

El Ministerio de Salud Pública implementó, a partir de este 13 de marzo, y por el tiempo que resulte necesario, una medida de contingencia a fin de asegurar la disponibilidad de camas en hospitales públicos para el caso de que se requiera internar pacientes afectados por dengue u otras patologías transmitidas por el mosquito Aedes aegypti.

Asimismo, y para contar con disponibilidad de camas, se reprograman las cirugías, a excepción de las de urgencia y por patologías que pongan en riesgo la vida de los pacientes.

Las medidas fueron informadas en conferencia de prensa por el secretario de Servicios de Salud, Martín Monerris, quien estuvo acompañado por Paula Herrera, jefa del programa de Infecciones Asociadas al Cuidado de la Salud.

“La situación por dengue y chikungunya puede tornarse compleja, dado el aumento exponencial de casos de las últimas semanas, por eso el Ministerio de Salud Pública toma estas medidas, para asegurar que los hospitales cuenten con camas suficientes para una eventual necesidad de internación de pacientes”, dijo Monerris.

El funcionario citó el incremento de casos de dengue, que pasó de 1277 acumulados en la semana epidemiológica 9 del presente año, a 2340 en la semana epidemiológica 10. “Ante esta situación, el gobernador Gustavo Sáenz y el ministro Federico Mangione dieron instrucciones para que no falte nada, ni medicamentos, ni insumos, ni recurso humano para asistir a la población, en el caso de que resulte necesario”, expresó.

Paula Herrera dio un panorama de la situación epidemiológica nacional y regional, comentando que las provincias que más casos registran son Buenos Aires y Chaco, con 14 mil; Santa fe, con 12 mil; Formosa, con 7200; y Tucumán, con 4800. “En Salta tenemos confirmados 2340 casos, en este momento hay 39 pacientes internados en hospitales de la provincia, 20 en capital y 19 en el interior”, manifestó.

También dijo que en Brasil y Bolivia se verifica un aumento exponencial de casos de dengue, con situaciones complicadas en la atención de pacientes.

Dentro de la provincia, el mapa epidemiológico cambió en el último año, ya que las zonas con mayor cantidad de casos son los departamentos Anta y Capital. “En Anta ahora tenemos más casos que en la zona norte”, dijo Herrera, agregando que “en el departamento San Martín actualmente hay 18 casos y el acumulado desde enero es de 30 casos”.

La funcionaria dijo que esta situación puede deberse a que la población podría estar inmunizada por haber tenido ya dengue tipo 2 y tipo 1, que son los serotipos que circulan en el territorio provincial.

 

Consultar en centros de salud

Paula Herrera recomendó a la población que, ante síntomas compatibles con dengue, concurra a un centro de salud, donde se realiza la primera atención y, en caso de ser necesario, se gestiona la derivación a un hospital u otro centro de mayor complejidad.

“La mayoría de los casos se manejan de forma ambulatoria, pero siempre se debe hacer bajo control profesional”, dijo, acotando que “las personas con síntomas deben consultar en el sistema de salud, no quedarse en la casa porque puede agravarse la situación, y no automedicarse”.

La profesional explicó que la enfermedad sura aproximadamente 10 días, con una primera fase febril que abarca los primeros cuatro días, donde hay fiebre alta y mucho dolor. “Luego del cuarto día, baja la fiebre y es ahí donde hay que estar atentos, porque puede haber complicaciones; si hay vómitos o dolor abdominal es que la enfermedad está en una fase crítica, que puede durar tres o cuatro días y se requiere asistencia médica; pasada esa fase el paciente se recupera”.

Otra recomendación consiste en mantener buena hidratación y no abusar del paracetamol. “La medicación se debe tomar según la indicación médica”, dijo la médica.

Con respecto a las medidas de prevención, Monerris y Herrera hicieron hincapié en que “el descacharrado es una parte importante, pero las personas deben protegerse del mosquito, usando repelente y ropa que cubra el cuerpo, principalmente en las primeras horas de la mañana y al atardecer, que es cuando el Aedes aegypti está más activo”.

También recomendaron proteger a los bebés con tela mosquitera, ya que a ellos no se les debe colocar repelente.

 

Déjanos tu comentario