EL HORROR DE LUCIO, AHORA EN SALTA: DETUVIERON A LA MADRE DE UN NENE DE 11 AÑOS QUE MURIÓ POR GOLPES

0
0

La sociedad salteña se encuentra conmocionada por la la muerte de Leones Guillermo Francia, de 11 años, porque las sospechas de los investigadores es que pudo haber muerto nada menos que de su manos de su madre, a la que detuvieron e imputaron bajo el durísimo cargo de un posible «Homicidio calificado por el vínculo». El padre del menor estaba separado de la madre y no vivía con ellos.

La mujer en cuestión, Lidia Cardozo, llevó al chico ya sin signos vitales a un hospital de la capital salteña, argumentando que «se había caído del segundo piso» de la casa en construcción que habitaban, pero el grado de las lesiones del menor hizo que los profesionales dieran paso a la Justicia, y las sospechas son terribles, que el nene haya muerto por maltrato.

“Escoriaciones en brazos, piernas, lesiones en el pie, un hematoma en el lóbulo frontal derecho de la cabeza, sangrado de oído y una herida abierta en el mentón”, fueron algunas de las heridas que informó el parte médico difundido por el diario El Tribuno de esa provincia.

Las declaraciones del personal médico, sumado al tipo de las lesiones que tenía el menor, llevaron al fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados Contra las Personas, Leandro Flores, tomó intervención en el caso y solicitó la colaboración de la Unidad de Investigación del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) para tratar de esclarecer el dramático suceso.

Así se solicitó al Servicio Médico y el Departamento de Criminalística que se haga cargo de los exámenes correspondientes al cuerpo de Leonel, pero según publicó el Tribuno, existían antecedentes de visitas de la Policía y un asistente social al domicilio, y también se suman algunos testimonios de vecinos que hablan de maltrato.

Tras las primeras averiguaciones recabadas tanto del centro de salud como de los testimonios de los vecinos del barrio Solidaridad donde vivían, el funcionario solicitó al Juzgado de Garantías N°7 de Salta que sea detenida la madre del menor. Lidia Cardozo, de 41 años, está imputada “provisoriamente por el delito de homicidio calificado por el vínculo”. El padre del menor estaba separado de la madre y no vivía con ellos.

Testimonios escalofriantes

Vecinos del barrio Solidaridad se fueron sumando a prestar declaración para esclarecer las causas del fallecimiento de Leonel, trascendió algunos contaron las pesadas tareas que la mujer le encargaba al chico, muchas veces castigado, y que en el colegio también habrían visto a veces con moretones que sugerían posible maltrato, pero que el nene siempre aducía que habían sido por caídas o jugando.

La madre del chico insiste en que la muerte del nene «se debió a un accidente mientras jugaba en el segundo piso de su casa», que actualmente está en construcción. En su ampliación detalló que tras esa caída el menor se acostó a dormir y al día siguiente no reaccionaba cuando intentó despertarlo.

“La mamá le pegaba y lo tenía castigado todas las semanas sin comer”, señaló una vecina del barrio Solidaridad de Salta. Ante la presencia del cronista del canal 10 TV, la mujer denunció: “Él nene le dijo a mi hija que él, cuando iba a la escuela, estaba con el desayuno de la escuela nada más, y él esperaba al otro día para volver a tomar el té y mi hija me decía que le compraba cosas en la escuela porque él tenía hambre”.

Otra vecina denunció que la madre de la víctima lo obligaba a hacer trabajos de fuerza: “La madre lo hacía trabajar en el corralón, le hacía cargar ladrillos. Lo ponía hacer trabajos de un hombre. Él tenía que levantarse a las 6:00, abrir el corralón y dejarlo baldeado para que lo dejara ir a la escuela. Si no, no lo dejaba ir”.

“Vamos a pedir justicia hasta que se haga justicia. Hubo tantas denuncias para que se hiciera justicia y no se hizo. ¿Cómo no se lo entregaron al padre cuando él tuvo la audiencia con la fiscal, si sabían que era maltratado?”, señaló otra vecina, quien detalló que el nene de 11 años antes había estado un tiempo con su tía materna, que estaba al tanto del maltrato que sufría.

Las madres del barrio coincidieron que Leonel era “muy querido” y “conocido en el barrio”. También contaron que el menor siempre “se manejaba solo” en sus actividades tanto de la escuela como de la Academia Premilitar “General José de San Martín”, donde llegó a ser cadete.

Déjanos tu comentario