TRÁGICA FIESTA DE HALLOWEEN: 146 PERSONAS FALLECIDAS EN UNA ESTAMPIDA EN COREA DEL SUR

0
5

Una noche de celebración en Seúl se convirtió en una tragedia, después de que una estampida humana dejara centenares de muertos y heridos en la capital surcoreana. Al menos 146 personas murieron y 150 resultaron heridas en una grave avalancha humana, durante una fiesta de Halloween en el barrio de Itaewon.

“A las 22.46 horas (14.46 hora peninsular española) del 29 de octubre ha habido un accidente por amontonamiento cerca del Hotel Hamilton. El número de víctimas se estima en más de un centenar”, informó la Oficina Central de Desastres y Seguridad del Ministerio del Interior surcoreano, citada por la prensa surcoreana.

Según las autoridades, más de 100.000 personas se concentraron en el barrio de Itaewon, conocido por las celebraciones de Halloween y miles de personas se aglutinaron en sus estrechas calles.

La Policía Metropolitana de Seúl inició una investigación para conocer las causas de esta avalancha. Aunque todavía no se conocen detalles de la investigación, los medios locales hablan de que una gran cantidad de personas comenzó a empujar a otras en un estrecho callejón en cuesta, lo que provocó la caída en avalancha de cientos de ellas. Policías y bomberos se trasladaron al lugar de los hechos y, según recoge el periódico ‘Hangyore Sinmun’, comenzaron a trasladar a “decenas” de cuerpos de los primeros fallecidos en la catástrofe.

En la zona se instaló un hospital de campaña con apoyo del Hospital Nacional Universitario de Seúl, el Hospital Universitario de Kyunghee y el Hospital Universitario de Hanyang. Al menos 142 vehículos de emergencias, entre ambulancias y camiones de Bomberos, fueron enviados al lugar.

Las fotos y vídeos que corrieron por las redes sociales muestran a decenas de cuerpos sin vida tumbados en el suelo y cubiertos por mantas y toallas. También se podían ver a socorristas dando masajes cardíacos a algunas de ellas y a policías con chalecos amarillos acordonando la zona y rescatistas cargaron algunas víctimas en camillas hacia las ambulancias.

Un testigo presencial citado por el medio local Yonhap explicó que “de repente todo el mundo se cayó y la gente que quedó abajo fue aplastada”.

El presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, convocó de emergencia a su gabinete y ordenó enviar equipos de primeros auxilios al lugar y pidió que los hospitales se preparasen para recibir a los heridos.

Déjanos tu comentario